Hispano Dice Que Lo Rociaron Con Acido De Batería En Ataque Racista

el hombre quedó con quemaduras de segundo grado durante el fin de semana después de que alguien le arrojó ácido de batería en la cara

November 4, 2019

Un hombre de Milwaukee quedó con quemaduras de segundo grado durante el fin de semana después de que alguien le arrojó ácido de batería en la cara y lo acusó de estar en el país ilegalmente. Mahud Villalaz, de 42 años, dijo que un hombre lo roció con el químico durante una discusión el viernes sobre cómo estacionó su vehículo. Una cámara de vigilancia capturó el encuentro aterrador en video, mostrando al sospechoso levantando las manos y señalando la cara de Villalaz justo antes de salpicarlo con el líquido.

"Me dijo que no podía estacionar allí. Dijo: 'Debes obedecer la ley. Viniste aquí e invadiste mi país'", dijo Villalaz, quien es hispano, a periodistas en una conferencia de prensa el domingo. "Lo ignoré". Villalaz dijo que trasladó su automóvil a otro espacio, pero el hombre, que según él es blanco, "todavía esperaba allí afuera con una botella en las manos".

"Comenzó a discutir, diciendo: '¿Por qué viniste aquí e invadiste mi país? ¿Por qué viniste aquí ilegalmente?' [Dije>: 'Señor, usted no conoce mi estado. Yo también soy ciudadano estadounidense' ", recordó Villalaz. "Se enojó cuando le dije 'todos vinieron aquí desde otro lugar'". Villalaz, que se dirigía a un restaurante, dijo que había comenzado a alejarse cuando el hombre repentinamente le arrojó el ácido en la cara. Dijo que trató de defenderse, "pero luego comenzó a arder realmente mal".

"Comencé a gritar pidiendo ayuda. Fui al restaurante para tratar de lavarme", dijo Villalaz. "Estaba realmente asustado. Pensé que iba a correr detrás de mí. Pero gracias a Dios no pasó nada más. Gracias a Dios que no tenía un arma y yo tengo mi vida". El Departamento de Policía de Milwaukee le dijo a ABC News que arrestaron a un hombre de 61 años en relación con el ataque, pero no revelaron su identidad. Se enfrentará a un cargo de agresión agravada, dijo la policía.