El Chapo Tenia Varias Esposas, Ranchos, Yates Y Hasta Un Zoológico Entre Sus Lujos

“El Tololoche”, Quien Fuera Su Mano Derecha, Subió Al Estrado A Declarar Todos Sus Lujos y Excesos

November 28, 2018
Mexican Navy soldiers guard Joaquin Guzman Loera (C), alias "El Chapo" Guzman, leader of the Sinaloa Cartel, during his presentation to members of the press, at the Mexican Navy hangar in Mexico City, capital of México, on Feb. 22, 2014. The head of Mexic

Xinhua/Sipa USA

Mira a el mejor héroe sin capa que te puedas imaginar, dando click aquí.

El juicio de Joaquín Guzman Loera “El Chapo” sigue dando de qué hablar. En esta ocasión se revelaron los lujosos gustos que se dio el capo en los años noventa, cuatro jets privados, ranchos en todos los estados, casas en todas las playas, como en Acapulco donde tenía varias piscinas, canchas de tenis y hasta un yate anclado en su puerto.

Esto lo declaro Miguel Ángel Martínez “El Tololoche” o “El Gordo”, el más reciente testigo de la fiscalía quien subió al estado como testigo en contra del que hombre al que asistió como su mano derecha después de conocerlo en 1987.

Martínez quien también fue piloto personal del Chapo, explicaba que el dinero literalmente les caía del cielo, cada mes llegaban a La Ciudad de México dos o tres aviones cargadas con entre 8 y 10 millones de dólares cada una, con los que Guzman Loera se compraba casa como la de Guadalajara donde tenía un zoológico con leones, panteras, venados y hasta un trenecito para que los visitantes lo recorrieran.

Viajaron por todo el mundo, Brasil, Argentina, Japón, Europa, por mencionar algunos, en México frecuentaba los mejores lugares siempre bien acompañado, ya que El Chapo llego a tener entre 4 y 5 esposas, sin contar a las amantes con las que también tuvo hijos, a los que también mantenía.

También era muy esplendido con sus trabajadores, cuenta el Tololoche que en una navidad regaló más de 50 coches de alta gama con valor de más de 30 mil dólares por vehículo, a él en especial le regaló un Rolex con brillantes.

Con todo y eso, en lo que más gastaba era en la guerra a muerte que tenía con los hermanos Arellano Félix los líderes del también poderoso Cartel de Tijuana, quienes asesinaron a dos de los compadres del Chapo, a quien escucho ordenar el asesinato de entre 15 a 20 personas. También apuntó que El Capo se movía con 25 pistoleros a su lado, equipados con armas automáticas pistolas, granadas, chalecos, carros antibalas y gases lacrimógenos. Un mini ejercito a su cuidado.